Ahora que hemos visto lo que le gustaría tener como mesa, vamos a complicar un poco las cosas y preguntar qué es lo que realmente puede elegir como… mesa de comedor . Desafortunadamente, a menudo hay una diferencia entre los sueños y la realidad. Sin tener en cuenta el espacio del que dispone, como dije en la introducción, se arriesga a elegir una mesa demasiado grande, demasiado voluminosa o, por el contrario, un modelo demasiado pequeño que no le gustará. Entonces, ¿qué hay que mirar? ¿Cuáles son las “reglas” para elegir la mesa adecuada para el espacio disponible?