Los ratones inalámbricos requieren energía para funcionar. La mayoría de las veces, usan baterías. Este nuevo tipo de dispositivo utiliza frecuencias de radio. El receptor de RF está conectado al puerto USB de la computadora, mientras que el transmisor de RF se encuentra en el interior del ratón inalámbrico. El uso de las radiofrecuencias por este tipo de dispositivo permite transmisión de datos a la computadora. Las frecuencias 802.11g y 802.11b son las más utilizadas por los ratones inalámbricos porque ofrecen mayores velocidades de transmisión de datos. Esta velocidad puede ser de hasta 2,4 gigahercios. Además, los ratones inalámbricos que utilizan la frecuencia de 2,4 GHz tienen una capacidad de recepción y transmisión muy alta, y también tienen una buena estabilidad cuando utilizan la frecuencia de 2,4 GHz. Con este tipo de dispositivo, las interferencias son raras.