Las botellas que se encuentran actualmente en el mercado son de vidrio o de plástico. ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? Botellas de vidrio: el cristal inspira confianza La botella es un material neutro, con una composición simple y natural (el ingrediente básico es la arena). Conserva bien el calor, es fácil de limpiar y esterilizar y no se deteriora con el tiempo. No libera ninguna sustancia química que pueda pasar a la leche y no retiene los sabores y olores. Es una opción ideal para las primeras semanas, especialmente para los bebés prematuros, que son más sensibles y frágiles. Sin embargo, tan pronto como el bebé empiece a querer sostener el biberón por sí mismo, es mejor reemplazarlo, ya que su gran inconveniente es que se rompe fácilmente.